Imellado

Inicio » Posts tagged 'empresas'

Tag Archives: empresas

El ‘paternalismo’ de las empresas y las marcas

Últimamente oigo mucho la expresión ‘ser paternalista’. Y, no sé por qué -supongo que por mi infancia delante del televisor-, se me viene a la mente esas películas en las que el padre de familia no va nunca al partido de su hijo, ni a la obra de teatro de su hija o a la reunión de padres en el colegio. Estas historias acaban siempre igual, el padre, después de toda una odisea de acontecimientos que le hacen abrir los ojos, se da cuenta de que ha desperdiciado todo ese tiempo y quiere pasar más tiempo con sus hijos.

Al espectador se le hace ver que por muy importantes que sean los motivos por los que el padre nunca puede estar con sus hijos, siempre es mejor decantarse por estar presente en ‘momentos clave de la familia’. Aunque el motivo sea que el padre debe conseguir un acuerdo para poder seguir trabajando en la empresa, y si no lo consigue lo despiden, que siempre es mejor estar con tus hijos.

Todo esto tiene cierta relación con lo que ocurre con las empresas/marcas cuando dejan de lado a sus clientes/consumidores para centrarse en otros ‘aspectos más importantes’ o urgentes. Muchas empresas tan solo están presente en la vida de los usuarios cuando éstos menos lo requieren (por ejemplo anunciándote un nuevo paquete de ofertas con productos o servicios que jamás te habías planteado usar), y no se les ve el pelo cuando el consumidor sí lo necesita (atención al cliente, resolución de problemas…).

En este caso, la diferencia entre los padres y las empresas es que a los padres sí se les puede perdonar por esos fallos, pero a las empresas no. El cliente cuando percibe que no se le está respondiendo cómo debe ser justo en el momento que debe ser se va. Sin más. Y con toda la razón del mundo, además. ¿Sólo me quieres para las ofertas? ¿Y qué hay de la duda que tuve y no me la resolvisteis? ¿Qué hay del problema que tuve con vosotros y lejos de arreglármelo me tratasteis mal?

Además, si pierdes a un cliente por no tener buenas ofertas o productos, siempre lo puedes volver a atraer mejorando esos aspectos. Pero si lo pierdes porque siente que no ha sido tratado bien… eso ya es más difícil de arreglar. Pero lo mejor de todo esto es que han sido las propias empresas y marcas las que han construido este escenario. Sus mensajes de ‘nadie te trata como nosotros’, ‘somos uno de los tuyos’, ‘nosotros si que te comprendemos’… han hecho que finalmente los usuarios busquen ese afecto en las marcas y empresas que contratan o consumen. Ahora no se pueden llevar las manos a la cabeza cada vez que pierden clientes y clientes por el mal trato que reciben.

Para poder dar una respuesta proporcional a las exigencias del cliente hay ciertas reglas que se pueden usar:

– Monitorización y vigilancia constante de los comentarios y movimientos de los usuarios/clientes/consumidores

– Buena gestión de la atención al cliente

– Predisposición a preguntar y recibir críticas sobre el ‘hacer’ de la organización

– Intentar personalizar lo máximo posible el trato con los clientes

Pero todo esto no servirá de nada si no hay una filosofía de empresa que se dirija hacia mejorar la experiencia del usuario cada vez que esté con nosotros. Una filosofía que sepa y acepte la máxima de ‘si es bueno para nuestro cliente, es bueno para nosotros’. Una filosofía que no piense en corto plazo si no en largo.

El método Google: 3 consejos para la motivación de emprendedores y startups

“Un empleado de Google inventó un método cuando su propia empresa estaba en sus primeras fases para que todos los empleados puedan ser más felices.”Método Google para ser feliz trabajando

Chade-Meng Tan, el empleado número 107 de Google, creó un proyecto llamado “Search Inside Yourself” (busca dentro de ti mismo) para que todos los empleados pudiesen mejorar su inteligencia emocional, haciéndolos más felices y más productivos como empleados y jefes. Sus tres consejos para cualquier emprendedor:

  • Tener calma interior:

Trabajar en una startup muchas veces significa una presión financiera y estrés eterno. “La habilidad de poder llegar a una mente que está calmada y clara en todo momento es muy útil”. Aunque esto parezca muy difícil, Tan dice que es la práctica y el entrenamiento de la atención para permitir que la mente se estabilice. Una manera para lograr esto es con una sesión diaria breve de meditación, aunque Tan dice que se puede lograr esa claridad durante el día si se enfoca a la respiración de vez en cuando durante el día.

  • Incrementar la resistencia emocional:

“Los emprendedores fracasan muchas veces y si tu trabajo involucre innovación, eso siempre conlleva al fracaso”, dice Tan. “Comienza reconociendo que el fracaso es una experiencia psicológica en la mayor parte. Para mí, es un apretón en el pecho, se me cae el estómago y me falta energía. Me siento horrible. Y la razón por la que me siento horrible es por las sensaciones en mi cuerpo”, afirma.

El primer paso, dice Yan, es reconocer el fracaso como una experiencia física. El segundo paso es volver a la técnica Nº1; calmar la mente enfocándose en la respiración. “Calmar la mente tiene el efecto de calmar el cuerpo también”, explica Tan, añadiendo que estos pasos calman el nervio que regula las reacciones fisiológicas de estrés.

  • Desear el éxito a los demás

Si tienes que convencer a alguien que te ayude, la mitad de la batalla está perdida”, explica Tan. “Si vas a ayudarles a alcanzar el éxito de manera en que tú también lo hagas, es mucho más fácil. Si lo enfocas siempre en estos términos, es más probable que las personas quieran trabajar contigo”

Un buen hábito, explica Tan, es tener la manía de desear suerte a todas las personas que te encuentres, mirarles y realmente pensar ‘deseo que esta persona sea feliz’. Esos pensamientos ayudarán a que las personas que te conozcan perciban ese pensamiento de forma inconsciente y sientan positividad hacia ti.

Post extraído del artículo de Ticbeat.com ‘El método Google: tres cosas que te harán más feliz trabajando’